Taller de Didgeridoo

Cuando nos referimos al didgeridoo, yidaki, serpiente arcoiris, trompa maya y otros muchos nombres que recibe este ancestral instrumento de viento allá por dónde se ha extendido (sobre todo en Australia), estamos hablando de uno de los instrumentos musicales más antiguos de la humanidad: una rama hueca.
Al ser un instrumento tecnológicamente tan simple, implica una aventura creativa para quien lo toca, ya que es él quien genera con su cuerpo un amplio mundo sonoro y musical.
En la actualidad, no sólo encontramos el didgeridoo en sonidos rituales y tradicionales, sino que está presente en numerosos estilos y formaciones musicales por todo el planeta y su sonido continúa evolucionando!
Algunos de sus beneficios probados científicamente son el aumento de la capacidad respiratoria, equilibrio de la actividad de los hemisferios cerebrales, activación del riego sanguíneo, alivio de problemas respiratorios, armonización de nuestros centros energéticos, mejora en la concentración y la creatividad y hasta puede eliminar ronquidos e insomnio, además de ser una gran herramienta para reeducar nuestro vital acto de respirar.
TODOS SABEMOS RESPIRAR. Pero al tratarse de un proceso automatizado que iniciamos al nacer, no le prestamos demasiada importancia. Sin embargo de una buena respiración o, mejor dicho, del correcto ritmo respiratorio depende buena parte de nuestra salud tanto física como psíquica.
Una correcta respiración puede convertirse en la mejor de las medicinas. Por ejemplo, favorece la circulación y oxigenación de la sangre, pero también nos ayuda a mejorar las funciones digestivas. Respirar bien implica recargar de energía todos los centros nerviosos, significa también poder conseguir una buenaelasticidad de los músculos con el consiguiente beneficio de salud.
Yendo un poco más lejos, vemos que la respiración correcta, pausada, armónica y controlada, nos ayudará a dominar los estados emocionales adversos o negativos, facilitándonos en definitiva un correcto equilibrio tanto físico como mental, e incluso, espiritual.

Descripción
Los talleres se realizarán con un máximo de 25 participantes y un mínimo de 3.
La duración del Taller de didgeridoo es de un curso escolar (alrededor de 8 meses, 48 horas lectivas).
Dependiendo de las necesidades del centro, el taller se puede subdividir en dos cuatrimestres (con 24 horas lectivas), convirtiéndose asi en 2 talleres independientes a todo efecto. El primero de Iniciación al didgeridoo y el segundo dedicado a los que quieran seguir avanzando más, Profundizando en el didgeridoo.Constan de sesiones de 1 hora y media. Una sesión por semana para que los participantes puedan practicar e integrar lo visto en cada sesión.
Y también Taller Intensivo de didgeridoo . Dedicado a principiantes que deseen adentrarse en los conocimientos básicos del instrumento. Este taller tiene una duración de 8 horas, repartidas en 2 sesiones de 4 horas cada una a realizar en una jornada o, preferiblemente en dos (por ejemplo, para un fin de semana).
Cada participante deberá llevar su propio didgeridoo. Para los que no tengan, facilitaré algunos la primera clase y les enseñaré como hacerse uno fácil y muy económicamente.
En el caso del Taller intensivo de didgeridoo, se prestará uno a quien no tenga con previo aviso del número de personas que lo necesitan.
También daré consejos a la hora de elegir la compra de un didgeridoo.

Contenidos
– Breve historia del didgeridoo (leyendas, mística, usos…)
– Técnicas y materiales para la fabricación del instrumento
– Incorporar el instrumento al cuerpo: tipos de respiración, actitud corporal…
– “Drone”, el sonido básico del didgeridoo
– El didgeridoo como amplificador de ti mismo (Qué partes de tu cuerpo intervienen y cómo)
– Armónicos
– “Guás”
– Voz
– Dios mío! Tengo un diafragma
– Vocalizaciones
– “Tuz” (técnica de trompeta)
– Improvisaciones musicales
– Evolución del sonido del didgeridoo (nuevos estilos y técnicas)
– Construyendo ritmos básicos
– Respiración circular
(Obviamente, se podrá profundizar e investigar más en los contenidos de los talleres de mayor duración.)

Dirigido a Cualquier persona de 14 a 100 años.
No es necesario tener ningún tipo de formación ni conocimientos musicales.

Objetivos y habilidades que adquirirán los participantes
– Conocer el origen de éste mágico instrumento.
– Aprender sobre tu cuerpo y empezar a tomar control de él.
– Tomar conciencia de nuestra respiración y cómo mejorarla.
– Jugar y disfrutar con tu sonido y adentrarte en la música desde un lugar mucho
más intuitivo que el que suele llevar el camino académico.
– Adentrarte en la técnica del didgeridoo, teniendo herramientas para que tras el
taller puedas seguir evolucionando.

Necesidades técnicas
Sala acorde en tamaño al número de participantes.

Anuncios